Método de Selección

La ganadería sigue dos líneas de selección muy perfiladas:

- La primera, de alta selección (elevage) donde se utilizan sementales muy completos y de gran desarrollo esquelético sobre vacas similares, con el objetivo de obtener excelentes animales muy desarrollados en altura y anchura en los machos, y con cualidades maternales en las futuras madres (facilidad de parto, abundancia de leche…) para destinarlas a otras explotaciones ganaderas.

- La segunda, de tipo cárnico (viande) orientada a obtener ejemplares muy cárnicos, de gran desarrollo muscular y crecimiento precoz, dirigida a ganaderos que buscan sobre todo cruzamientos y mejoras en otras razas, así como la producción de ejemplares para matadero.

Además, se ha comenzado el desarrollo de una nueva línea mixta de ejemplares naturalmente sin cuernos (nacidos ya descornados genéticamente) con la adquisición de algunos ejemplares heterocigotos y homocigotos sin cuernos, además de mediante inseminación artificial de ejemplares genéticamente sin cuernos.